Cada vez son más las marcas que apuestan por la personalización como método para aproximarse a sus clientes y por ende aumentar sus ventas. Starbucks fue pionera en este tipo de prácticas rotulando a mano sus bebidas con el nombre de sus clientes; Nutella siguió la estela con las etiquetas de sus envases y CocaCola ha rizado el rizo con su nueva campaña “yoísta”- la primera vez desde su lanzamiento en España en 1953 que optan por la...