Si hiciéramos una lista con los fenómenos de mayor demanda e interés entre los ciudadanos actuales, deporte de élite y nuevas tecnologías arrasarían sin ninguna duda. El sector tecnológico y los constantes avances en smartphones, tabletas y ordenadores, y el deporte de élite, representado en España por ‘la religión del fútbol’, provocan reacciones de todo tipo en nuestra sociedad.

Los medios tradicionales (prensa, webs informativas, televisión y radio) y las redes sociales están dominados por los contenidos relacionados con la presentación de los gadgets más vanguardistas del momento y por las más diversas noticias sobre los iconos deportivos y sus actuaciones dentro y fuera de los terrenos de juego. En este contexto, no es de extrañar que tecnología y deporte hayan encontrado espacios donde se ayudan mutuamente. En la actualidad, podemos ver de modo cada vez más frecuente colaboraciones entre empresas tecnológicas y equipos o federaciones deportivas a la hora de presentar productos y servicios.

Un caso paradigmático de este nuevo fenómeno es la colaboración entre dos líderes mundiales, cada una en su ámbito: Real Madrid y Microsoft, cliente de Asesores desde hace más de 14 años. La compañía norteamericana va a dotar al club madrileño de la tecnología necesaria para que ‘la experiencia Real Madrid’ pueda disfrutarse de un modo enriquecido por aficionados de todo el mundo y para que los jugadores y técnicos colaboren con los gadgets más sofisticados.

Florentino Pérez, Presidente del Real Madrid, María Garaña, Presidenta de Microsoft Ibérica, y Orlando Ayala, VP de Negocios Emergentes de Microsoft Corporation

Florentino Pérez, Presidente del Real Madrid, María Garaña, Presidenta de Microsoft Ibérica, y Orlando Ayala, VP de Negocios Emergentes de Microsoft Corporation

El acuerdo de colaboración presentado la pasada semana en el estadio Santiago Bernabéu demuestra la confluencia de intereses en un mundo nuevo, perfilado por entidades líderes de la talla de Real Madrid y Microsoft, y que tiene como público principal a los jóvenes y nativos digitales. Estos acuerdos marcan tendencia globalmente, ya que sobrepasan las fronteras físicas y son visibles en los cinco continentes gracias a la difusión que ofrecen  internet y las nuevas herramientas desarrolladas.

Conseguir la máxima notoriedad para estos acuerdos no es sencillo debido a la magnitud de las entidades relacionadas y a su importancia internacional. Como responsabilidad de la agencia de comunicación, estos actos son todo un reto y refuerzan la importancia de tener un continuo contacto con las diferentes corresponsalías. Internet es global, sí, pero en casos como el de ayer una buena relación con todas las Asociaciones de Corresponsales en España permite que la información no vaya a quedar ‘presa’ en nuestro país. El esfuerzo en la convocatoria de corresponsales, y no solo de prensa local, es necesario para asegurar al cliente que sus informaciones ‘salen’ de España en el contenido y forma adecuados, gracias a la humanidad que los corresponsales aportan y que difícilmente puede limitarse a la Red.